CRÓNICA DE UN PLENO MUY REVELADOR

Por Salvador Mestre, concejal de Transparencia, Comunidad y Participación del Ayuntamiento de Silla

Este pleno (27-12-2016) ha sido muy revelador sobre la política local. O, más bien, sobre los políticos locales, que no es exactamente lo mismo (gracias a dios). Hemos podido observar múltiples actitudes inaceptables de desprecio a sus funciones como representantes políticos por parte de la oposición. Vayamos por partes.

1) Los Verdes y el PP no contestan sobre si renuncian a la dieta del pleno extraordinario que abandonaron sin hablar de presupuestos ni tampoco contestan sobre su posición al respecto de los presupuestos (si les parecen bien o mal).

Toda la oposición, excepto España 2000, abandonó la sesión plenaria extraordinaria de noviembre donde se trató la aprobación de los Presupuestos 2017. Hicieron este gesto para protestar por la hora de la convocatoria. Se alegaron razones peregrinas e insostenibles desde cualquier punto de vista ético y jurídico (tal como ya expliqué claramente en este otro artículo donde rebato una a una las espurias razones que esgrime la oposición para intentar justificar su lamentable espantada: http://www.sillaendemocracia.es/espantada-oposicio-ple-pressupostos-2017-silla).

En el primer punto del orden del día de este pleno se votaba la aprobación definitiva de los Presupuestos 2017 (mediante la aprobación de la resolución de las alegaciones recibidas a los mismos). Era el momento, por tanto, de preguntar al representante de Los Verdes y al representante del PP acerca de su posicionamiento con respecto a los presupuestos 2017. Han evitado descaradamente responder a la pregunta, por dos veces. También evitaron responder a la pregunta que les he hecho sobre si iban a renunciar a la dieta que cobraron por asistir al pleno sobre presupuestos que abandonaron sin decir ni una sola palabra sobre los presupuestos. El representante de Los Verdes evitó nuevamente responder a la pregunta (quien sabe si por vergüenza), pero aquí el representante del PP decidió echarse un órdago y afirmó que él sí había hablado sobre presupuestos y que quizá no le había prestado atención, ya que supuestamente dijo que “ojalá hubiéramos tenido nosotros en la legislatura anterior la disponibilidad que tienen ustedes, porque se nota que la economía del ayuntamiento va mejorando”. Es una burla sostener que decir eso es hablar sobre presupuestos. También dijo en aquel pleno que tenían propuestas preparadas para enmendar los presupuestos pero que no las iban a presentar para protestar por la hora del pleno y que por ello no iba a hablar ni un minuto sobre los presupuestos. Y todo eso con el cinismo de declarar que así actuaba “por respeto a los vecinos” (puede verse esa intervención en este link de acceso directo: https://youtu.be/m_yQ_w4AjQs?t=6m48s. Para quien tenga ganas de comparar su intervención con lo que es realmente hablar sobre presupuestos, aquí está la primera y única intervención que hizo el representante de Ciudadanos antes de levantarse e irse también del pleno junto con Los Verdes de Silla y el PP. Es una intervención que puede estar más o menos acertada o desacertada, pero que fue exhaustiva y sirve bien como ejemplo de qué es hablar sobre los presupuestos:  https://youtu.be/i9HX6J1kqaU?t=58m22s.)

2) Ningún grupo político de la oposición ha presentado ninguna enmienda a los presupuestos, despreciando así sus obligaciones como representantes públicos

La única enmienda a los presupuestos 2017 ha sido realizada por un trabajador del Ayuntamiento a título personal (cualquiera puede presentar enmiendas a los presupuestos durante la fase de exposición pública tras la aprobación inicial). Pero ningún partido político de la oposición lo ha hecho.

Esto es comprensible en el caso de España 2000 porque su representante, quien no secundó la espantada del resto de la oposición, votó abstención a los presupuestos. Sin embargo, es inaceptable en el caso de Ciudadanos porque había declarado en su única intervención que no podía votar a favor de unos presupuestos en los que veía muchos problemas. Si esto es así, su obligación como representante político es hacer su trabajo y presentar las enmiendas que considere oportunas para mejorar los presupuestos anuales de nuestro pueblo e intentar que sean como él considere que debieran ser. Si no lo hace, falta a su obligación.

Lo mismo vale para el PP, cuyo representante dice tener varias enmiendas a los presupuestos pero luego no las presenta en la fase de alegaciones. Por lo visto, debe pensar que su desacuerdo con la hora de convocatoria del pleno extraordinario sobre presupuestos le justifica para desatender su obligación como representante político y no aportar propuestas para la mejora de los presupuestos.

En el caso de Los Verdes, ha declarado en este pleno que tenía varias enmiendas o críticas basadas en una comparativa del actual presupuesto con los de 2010 y 2011, pero tampoco las ha aportado. Siendo benevolentes, habrá que pensar que es cierto que tenía esas propuestas pero que, sin embargo, decidió desatender su obligación como representante público y no ha querido colaborar aportando sus propuestas para mejorar los presupuestos. Si no somos tan benevolentes, habrá que pensar que en realidad no tenía propuestas y que se ha limitado a montar el numerito de la espantada como único y desesperado modo de intentar acaparar protagonismo e intentar manchar de forma histriónica la imagen de unos presupuestos tan buenos que hasta España 2000 no ha podido votarlos en contra. Esto mismo vale para el PP. ¿Dónde están sus propuestas? ¿No merecen sus votantes y todo el pueblo de Silla sus aportaciones para intentar mejorar los presupuestos? Parece que a algunos solo les queda intentar el escándalo cuando no tienen ni razones, ni argumentos, ni propuestas.

3) Ningún grupo político de la oposición ha presentado ninguna enmienda a las ordenanzas fiscales

Aquí el razonamiento es idéntico al anterior. Si un grupo político vota en contra de unos presupuestos, unas ordenanzas o unos reglamentos lo lógico es que, en la fase de alegaciones, presente enmiendas para intentar mejorarlos según su propio criterio. Todos los partidos de la oposición votaron en contra algunas de las ordenanzas fiscales que se aprobaron inicialmente en un pleno anterior. En este pleno se votaba la aprobación final pero solo constaba una enmienda a cargo de una empresa. Nada más.

Aquí nuevamente, los representantes políticos de la oposición han despreciado su función como representantes públicos.

4) Los Verdes vota en contra un punto sin decir ni palabra al respecto

El punto del orden del día ha sido el 3.4., sobre “Organización Administrativa. Oficina asistencia a la ciudadanía”, Los Verdes votan en contra sin motivar su oposición. Nadie sabe cuál es su crítica, sus motivos y razones para oponerse. De ese modo, resulta imposible poder extraer algo positivo de su actitud que permitiera mejorar la propuesta y las decisiones que se toman por parte del órgano de gobierno que es el pleno del Ayuntamiento. Aquí, nuevamente, el representante de Los Verdes desprecia su función como representante público.

5) España 2000 se ausenta del pleno y vuelve a estar ausente en el momento de votar

No es la primera vez que el presentante de España 2000 está ausente en el momento de una votación. En esta ocasión, la ausencia se ha prolongado de forma extrañísima durante muchísimo tiempo. Tras inaugurar los turnos de palabra en el punto 3.3 (como suele suceder según el reglamento del pleno), el representante de España 2000 ha salido inmediatamente del pleno durante todo el resto de turnos de palabra de ese punto sin estar para escuchar nada de lo que allí se le pudiera contestar ni debatir al respecto. Sin embargo, compareció tan solo a votar.

Vuelve a ausentarse inmediatamente tanto tiempo que no está presente en el momento en que se votan los dos siguientes puntos (el 3.4 y el 3.5). Y continúa ausente hasta el momento en que se acerca corriendo para el momento justo en que se procede a votar el punto 3.6. El tiempo total de sus ausencias continuadas ha sido de aproximadamente media hora, un tiempo largamente excesivo para aliviar posibles necesidades fisiológicas. Lo cierto es que, al menos durante buena parte de esa media hora, estaba en el pasillo charlando con la policía en lugar de estar atendiendo al desarrollo del pleno tal como es su obligación.

6) Los Verdes vuelven a ausentarse de una votación

No es la primera vez que le sucede esto al representante de Los Verdes. En la otra ocasión le sucedió de forma injustificada por detenerse a charlar con alguien del público y despistarse del desarrollo del pleno. Lo cierto es que en esta ocasión es posible que le haya pillado aliviando sus necesidades fisiológicas, ya que el punto de cuya votación se ha ausentado ha sido el 3.6, el cual ha sido muy rápido dado que todo el mundo ha votado a favor y nadie ha hecho uso del turno de palabra (se aprobaba una propuesta de reconocimiento a una actuación policial).

7) Una buena actitud del representante de España 2000

A veces quien presenta una moción se empeña en intentar aprobarla tal cual sin corregirla con mejoras que se le proponen. Parecía que volvería a suceder cuando le dije que no fuera orgulloso y accediera a enmendar su moción tal como le proponíamos desde el gobierno (por una cuestión meramente técnica que la volvía inviable). Finalmente, demostró flexibilidad y accedió a enmendar con sensatez su propia moción de modo que pudiéramos aprobarla por unanimidad, ya que todos participábamos del espíritu de la moción. Su moción pretendía compensar a los negocios hosteleros con terrazas que hayan sufrido imposibilidad de uso por motivo de las obras. Desde el gobierno se le planteó, tal como ya era nuestra intención, compensar también a los propietarios de vados cuyo uso se hubiese imposibilitado también durante las obras. La compensación consistirá en una bonificación por la parte proporcional de los días de molestias con respecto a la tasa anual que tributen.